ejercito-chile armada-chile fuerza-aerea carabineros-chile
La reina ha muerto, viva el rey, por Humberto Julio Reyes -- El día en que TOHÁ y MONSALVE apoyaron huelga de hambre de LLAITUL. Maximiliano Alarcón G.
Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión.
Quizás usted apreciado lector ya presume que me referiré al Laudo Arbitral de SM Británica que hizo suya la sentencia pronunciada unánimemente por la Corte Arbitral que falló nuestro diferendo con Argentina en 1977 por el llamado caso del Canal Beagle.

 Creo que nuestra Patria, a través de sus representantes, debiera siempre mostrarse especialmente agradecida por su decisión ya que, al apreciar la solidez del fallo de la Corte, no buscó equilibrar su sentencia introduciendo elementos ajenos a nuestros legítimos derechos.

LA REINA HA MUERTO, VIVA EL REY.

Humberto Julio Reyes

Ya sepultada Elisabeth II junto a sus antepasados, quisiera recordar un trascendente episodio de nuestras relaciones bilaterales con el Reino Unido, acaecido justamente durante su reinado y que ejemplifica aquello que lo caracterizó.

Aunque fue mencionado inicialmente, con el transcurso de los días tomaron preeminencia en los medios los aspectos protocolares y familiares, especialmente las desavenencias conocidas o supuestas que parecen ejercer particular atracción en los enviados especiales y expertos que son entrevistados.

Quizás usted apreciado lector ya presume que me referiré al Laudo Arbitral de SM Británica que hizo suya la sentencia pronunciada unánimemente por la Corte Arbitral que falló nuestro diferendo con Argentina en 1977 por el llamado caso del Canal Beagle.

Sólo dos meses tardó su gobierno en revisar la sentencia y pronunciarse en forma definitiva en forma favorable para los intereses de nuestro país.

El que posteriormente no fuera acatado y declarado insalvablemente nulo por el gobierno argentino no le restó mérito, toda vez que fue un valioso antecedente a considerar por el Mediador en el proceso que se llevó adelante y que culminara con el Tratado de Paz y Amistad de 1984.

También me parece la ocasión propicia para recordar que en la decisión favorable a Chile fue esencial la actuación de nuestro agente, el embajador José Miguel Barros Franco, distinguido diplomático cuyo amplio dominio del tema quedó en evidencia durante el proceso y de quienes le colaboraron directamente.

Acertada decisión del gobierno de la época recurrir a personas de dilatada experiencia y que deja en evidencia que la Política Exterior no es campo para aficionados.

Es comprensible, por otra parte, que habitualmente en nuestros medios se omita cualquier referencia incómoda para nuestros vecinos, quizás siguiendo una línea de conducta que se manifestó durante el proceso de la Mediación Papal pero que parece haberse mantenido casi por inercia permitiendo incluso que se olviden o tergiversen las circunstancias que rodearon el diferendo que nos tuvo al borde de una guerra no buscada.

Como nadie puede asegurar que a futuro no tengamos que recurrir nuevamente al apoyo de países con quienes tradicionalmente hemos mantenido buenas relaciones de diversa índole, entre quienes destaca el Reino Unido, todo aconseja que esos vínculos se mantengan y de ser posible se acrecienten, evitando que actuaciones que reflejen improvisación o falta de oficio lleguen a dañarlos.

Nuestro eterno agradecimiento a la fallecida monarca debiera trasladarse a su sucesor, el recién asumido Carlos III cada vez que la ocasión lo amerite.

20 de sept. de 22

EL DÍA EN QUE TOHÁ Y MONSALVE APOYARON HUELGA DE HAMBRE DE LLAITUL MIENTRAS ESTABA EN LA CÁRCEL

Maximiliano Alarcón G.

Interferencia, Política y Wallmapu, 09/09/2022

El pasado 24 de agosto en un restorán de Cañete fue detenido el werken (vocero) de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul Carrillanca, quien actualmente cumple prisión preventiva en Concepción acusado por tres infracciones a la Ley de Seguridad Interior del Estado –por declaraciones hechas en distintos medios de comunicación– además de dos delitos de usurpación violenta y atentado contra la autoridad ocurridos en ocupaciones de terrenos en que la Fiscalía atribuye la participación del dirigente.

El operativo de la Policía de Investigaciones pilló por sorpresa al gobierno de Gabriel Boric y provocó incluso la caída de la ex ministra de Desarrollo Social, Jeanette Vega (PPD), tras conocerse un contacto que intentó establecer la ex funcionaria pública con Llaitul.

Aun así, la postura del Ejecutivo, a través del subsecretario del Interior, Manuel Monsalve (PS), fue la de exigir altas sanciones inmediatas en contra del dirigente de la CAM:

“Esperamos que hoy día, que se está llevando adelante la audiencia y que ya se ha formalizado a Héctor Llaitul, se declare la prisión preventiva, a eso va a concurrir el Gobierno a través del Ministerio del Interior”, dijo en punto de prensa Monsalve el pasado 25 de agosto, mientras Llaitul era formalizado.

En 2010 fueron 34 presos políticos mapuche quienes levantaron una histórica protesta. En aquel entonces, Manuel Monsalve, actual subsecretario del Interior, incluso se sumó a la huelga de hambre en la cárcel de Temuco. Mientras que Carolina Tohá, actual titular de Interior, abogó por una salida política al conflicto.

Sin embargo, este militante del Partido Socialista hoy figura en una vereda totalmente opuesta a la postura que tuvo en 2010, cuando Héctor Llaitul también se encontraba en la cárcel y llevando a cabo una huelga de hambre histórica junto con otros 33 presos políticos mapuche que eran acusados de diversos delitos similares a los que hoy pesan contra el vocero de la CAM, aunque en aquel entonces con la agravante de la Ley Antiterrorista.

El 31 de agosto de 2010, un grupo de parlamentarios y representantes de la entonces Concertación publicó una carta en apoyo a los huelguistas. El contexto era otro, en aquel entonces el conglomerado de centro izquierda era oposición al primer gobierno de Sebastián Piñera, que encontraba en esta huelga su primer problema político de alta intensidad.

“Desde hace más de 51 días 32 comuneros mapuches se encuentran en huelga en las cárceles de Concepción, Angol, Temuco y Valdivia, en protesta por haber sido juzgados por la Ley Antiterrorista tanto en tribunales civiles como militares. En esta justa demanda, algunas de estas personas han entrado en fase crítica, poniendo en riesgo su vida. Es por eso que los abajo firmantes venimos a contribuir para romper el cerco comunicacional y a expresar lo siguiente”, indicaba la misiva.

Fueron 19 personeros los que firmaron y entre ellos se encontraba el actual subsecretario del Interior, quien en aquel entonces era diputado por la Provincia de Arauco.

Pero Monsalve no es la única figura que actualmente tiene relevancia política y que respaldó el documento, sino que también se encontraba el nombre de la actual ministra del Interior, Carolina Tohá, quien en 2010 era presidenta del Partido por la Democracia (PPD).

Asimismo, firmó la carta la senadora de la Democracia Cristiana (DC) y una de las líderes del Rechazo, Ximena Rincón.

Si bien la carta criticaba principalmente la aplicación de la Ley Antiterrorista, también hacía un llamado abierto a solucionar por una vía política el conflicto con los grupos que reivindicaban tierras mediante el uso de la violencia.

“Consideramos necesario que el gobierno se abra ahora a conformar una mesa de trabajo para analizar las demandas del pueblo mapuche. Apoyamos decididamente esta petición y como parlamentarios comprometemos nuestra acción en favor de una solución dialogada y consensuada”, señalaba la carta.

Aunque entre estos firmantes algunos fueron más allá de una mera declaración pública.

Monsalve, por ejemplo, intentó ser protagonista en esta coyuntura y fue uno de los cuatro diputados de la Concertación que el 9 de septiembre iniciaron una huelga de hambre al interior de la cárcel de Temuco, en solidaridad con los presos políticos mapuche, según consignó Radio Universidad de Chile en aquel entonces.

Incluso, antes de esto, intentó generar contactos a través del entorno de Héctor Llaitul. Esto según contó a Interferencia Pamela Pezoa, ex esposa de Héctor Llaitul, quien en 2010 sostuvo una reunión con el actual subsecretario del Interior.

“No recuerdo exactamente a través de quién me contactó, pero la reunión se realizó en un café de Cañete. En ese tiempo Monsalve era diputado y lo acompañaba su secretario. Su objetivo era ponerse a disposición para apoyar la huelga de hambre de los presos políticos mapuche en el año del bicentenario de Chile. En aquel tiempo las causas que mantenían privados de libertad a los presos políticos no distaban de las actuales. En muchas de ellas se estaba aplicando la Ley Antiterrorista y Justicia Militar, como fue el caso de nuestros familiares presos en Concepción, quienes eran perseguidos por la llamada emboscada al fiscal Elgueta, la cual finalmente fue desestimada por la Corte Suprema”, dijo Pezoa a nuestro medio.

La huelga de los congresistas no duró mucho, puesto que el mismo día Gendarmería los desalojó por orden del entonces ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, según publicó The Clinic en aquella época.

Por su parte, la actual ministra del Interior, habló con el 11 de septiembre de 2010 y también abogó por soluciones políticas: “Estoy segura que si Salvador Allende estuviera vivo estaría buscando una salida para esta huelga también. Estaría buscando un camino para que Chile avance y se reconozca como un país multicultural. Ese es el homenaje que tenemos que hacerle hoy”, afirmó Tohá a Radio Bío Bío.