Seguridad y defensa

Nuevo Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile

Nuevo Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile

La Unión de Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional, saluda con especial afecto al GDA Hugo Rodríguez González y le hace llegar sus cordiales felicitaciones con motivo de haber sido designado por el Presidente de la República como nuevo Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile. La Unión le desea el mayor de los éxitos al mando de nuestra Fuerza Aérea y que con su gestión de mando siga haciendo a la FACH cada día más profesional y querida por la comunidad en el cumplimiento de sus misiones.

El Presidente Gabriel Boric recibió en el Palacio de La Moneda al titular del Comando de Personal de la Fuerza Aérea de Chile, Hugo Rodríguez González, a quien escogió como nuevo comandante en jefe de la institución, cargo que ejercerá hasta el 5 de noviembre de 2026.

El general, segunda antigüedad en el alto mando de la FACh, reemplazará de esa forma a Arturo Merino Núñez, quien permaneció durante cuatro años en el cargo tras ser designado por el ex Mandatario Sebastián Piñera.

Durante su trayectoria, Rodríguez también fue director de Inteligencia y comandante de la Guarnición General Aérea de Santiago, cargo en el que le tocó ser anfitrión en la asunción de Merino en 2018

El general tiene 59 años, es piloto de guerra y desarrolló su carrera como piloto operativo e instructor en helicópteros, cumpliendo misiones en el Polo Sur, Medio Oriente y Haití.

Dentro de sus principales cargos destacan sus funciones como Comandante del Grupo de Aviación N° 2, Comandante de la Unidad de Helicópteros en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití, Agregado Aéreo en Brasil, y Director de la Escuela de Aviación “Capitán Manuel Ávalos Prado”.

Además, posee estudios de Oficial de Estado Mayor de la Academia de Guerra Aérea y de Ingeniero de Ejecución en Sistemas Aeronáuticos, mención Piloto de Guerra de la Academia de Guerra Aérea. Tambien cuenta con un curso teórico en material Black Hawk en EE.UU. y otro de Ejercitación de Estados Mayores Aéreos Combinados en Argentina.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Nacional/2022/10/21/1076285/boric-designa-comandante-fach-rodriguez.html

Seguridad y defensa

EL “COMISARIO POLÍTICO” DESIGNADO POR EL SUBSECRETARIO GALO EIDELSTEIN (PC) QUE QUIERE «FF. AA. AL SERVICIO DEL PUEBLO»

 

EL “COMISARIO POLÍTICO” DESIGNADO POR EL SUBSECRETARIO GALO EIDELSTEIN (PC) QUE QUIERE «FF.  AA. AL SERVICIO DEL PUEBLO»

Unidad de Investigación El Líbero, 13/10/2022

El subsecretario para las Fuerzas Armadas, el militante comunista Galo Eidelstein, reapareció con una nueva polémica.

A los despidos masivos de funcionarios y la contratación de una decena de asesores políticos, principalmente del PC, tan pronto asumió en marzo, se sumó una cuestionada resolución para intervenir la educación militar del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, según reportó El Mercurio.

Subsecretario Galo Eidelstein entrega plenos poderes para intervenir la formación militar. Mediante la resolución exenta N°4458 del 20 de julio pasado, el subsecretario le entregó plenos poderes al jefe de la División de Asuntos Institucionales para intervenir en los procesos de formación de las ramas de las FF.AA. Al ser exenta, no tiene la toma de razón de la Contraloría, por lo que no pasó ese filtro legal y administrativo.

El documento tiene los timbres de asesores de confianza de Eidelstein: el jefe jurídico, Juan Carlos Valdivia Salgado, el jefe de la División de Asuntos Institucionales, Erick Layana Venenciano, y la jefa administrativa Tania Sáez (PC).

La resolución reemplaza la N°6328 emitida en 2017 por la exsubsecretaria Paulina Vodanovic (PS) durante el gobierno de Michelle Bachelet.

Su objetivo era «prestar asesoría» en materia educacional a las FF.AA., rol muy diferente al que busca imponer el subsecretario del PC.

Con la nueva resolución, la Unidad de Educación Militar, dependiente de la División de Asuntos Institucionales, podrá “coordinar, desarrollar y sugerir políticas y directrices en materias de educación militar”.

También podrá hacer “seguimiento y evaluación de los resultados de la aplicación de esas políticas y directrices”.

Entre los siete objetivos específicos señalados en la inédita resolución, dicha unidad podrá proponer al subsecretario Eidelstein “directrices educativas para las instituciones de educación de las FF. AA.”.

Inéditos poderes sobre la educación y formación de los oficiales y suboficiales del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea entregó la autoridad de Defensa a Erick Layana. El abogado tiene 31 años, milita en RD, fue jefe de gabinete del diputado Brito y ha sido muy crítico del rol de las Fuerzas Armadas.

A su vez, asesorará al gabinete de la ministra de Defensa Nacional, Maya Fernández, y sus organismos en “materias técnicas de educación militar”; y realizará estudios “que contribuyan a la toma de decisiones y generación de directrices”.

Además, estará facultada para apoyar el desarrollo de la “política militar en lo que respecta a la política de educación militar”.

Las funciones del “comisario político” designado por el subsecretario Galo Eidelstein. Adicionalmente, el subsecretario del PC establece en dicho documento seis funciones directivas para el jefe de la División de Asuntos Institucionales, quien será una especie de “comisario político” en el proceso formativo y educativo de las Fuerzas Armadas.

La primera labor será “dirigir la Unidad de Educación Militar para el logro de sus objetivos”, y presentar las “propuestas de políticas, directrices y documentos en dicha materia para la aprobación y toma de decisiones del subsecretario”.

Ese funcionario de confianza también integrará los comités interministeriales, liderará los equipos de trabajo en la subsecretaría, prestará asesoría técnica a las autoridades del Ministerio de Defensa y propondrá el plan de trabajo anual de la Unidad de Educación Militar.

El polémico pedido de profesores, currículums, contratos y planes de estudio de las FF.AA. Menos de dos meses después de dictada dicha resolución, el subsecretario del PC emitió la polémica solicitud N° 3.524 del 2 de septiembre.

En ella, solicita al Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea el “listado de profesores de las escuelas matrices, sus currículums y situación contractual”.

Además, les pidió “los planes de estudio 2022” de cada asignatura/ramo que se imparte en las escuelas de oficiales y suboficiales; así como “la bibliografía existente en las bibliotecas de las escuelas matrices de oficiales y suboficiales de cada rama de las FF. AA.”. Esa información jamás la había pedido una autoridad de Defensa, según pudo indagar El Líbero.

Además, por el carácter de la información solicitada, algunas fuentes señalan que esta petición podría implicar una “vulneración de datos personales”, los que se encuentran protegidos bajo la legislación actual. Pero, sobre todo, una injerencia externa en un tema netamente profesional, y que podría tener fines políticos e ideológicos.

De hecho, el diputado comunista Matías Ramírez señaló ayer a El Mercurio que estos antecedentes fueron solicitados “con el fin de avanzar en una reestructuración en las mallas curriculares, que se mantiene con una lógica del enemigo interno, cuando evidentemente esa doctrina implantada desde la dictadura cívico-militar ha sido ampliamente superada”.

La Ley Orgánica de las FF. AA. que contradice al subsecretario. Por otro lado, la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas, N° 18.948, también estaría en aparente contraposición de lo solicitado por la Subsecretaría, ya que establece en el título III, párrafo 2, artículo 18, que “la formación y perfeccionamiento del personal de planta de las Fuerzas Armadas será impartida por las respectivas instituciones de acuerdo con sus propios planes y programas de estudio”.

Ello porque las FF. AA. operan sobre la base de una única “doctrina”, que es garantizar la Seguridad Nacional y la Defensa de la Patria, doctrina que es actualizada en su detalle permanentemente a través de la Política de Defensa Nacional, explican fuentes castrenses.

Otro dato llamativo de la resolución del subsecretario comunista es que, consultado por la prensa, justificó su accionar sobre la base de lo establecido por el Libro de la Defensa Nacional de Chile de 2017, el que se actualiza regularmente y que ya fue reemplazado por la Política Nacional de Defensa 2020, de la cual tomó razón la Contraloría y se encuentra plenamente vigente.

“Es evidente la contradicción con lo que dice la ley con lo realizado por el subsecretario, que puede guiar y proponer, pero no intervenir en los currículos específicos de formación, y menos en quienes los imparten”, sostienen fuentes de las FF.AA.

Erick Layana, RD, 31 años, crítico de las FF.AA.: el «comisario político» nombrado por Galo Eidelstein. El “comisario político” para las FF. AA. designado por el subsecretario Galo Eidelstein es Erick Alejandro Layana Venenciano, jefe de la División de Asuntos Institucionales.

La experiencia laboral del abogado de la Universidad Católica de Valparaíso, de 31 años y militante de Revolución Democrática, es bien escasa.

Se tituló en 2016 y desde 2018 hasta marzo de este año fue asesor legislativo y jefe de gabinete del diputado Jorge Brito (RD). Ese fue su único empleo antes de ser nombrado en la Subsecretaría de FF.AA. con un sueldo de $ 6.174.468.

En una jornada de trabajo del subsecretario para «planificar la gestión institucional 2022-2023», Layana aseguró que retomaremos agendas fundamentales para nuestra administración como es la transversalización de género, políticas de educación y la gestión socioambiental”.

En sus más de 66 tuits sobre las FF.AA. hechos en el pasado, Erick Layana ha mantenido una postura bien crítica hacia la institución.

El 30 de septiembre de 2021 escribió que “Piñera ha involucrado a las FFAA en asuntos internos como ningún otro Pdte. vía estados de excepción constitucional, y ha intentado que tenga carácter permanente vía decretos que pretenden darle labores de policía; en proyecto de infraestructura crítica y sistema de inteligencia”.

Sin embargo, el actual gobierno de Gabriel Boric ha mantenido el estado de excepción constitucional en la Macrozona Sur durante varios meses, y está impulsando la protección de infraestructura crítica.

Asesor de subsecretario Eidelstein quiere “construir FF.AA. al servicio del pueblo”“Todo indica que a los cocteles y a los paseos por Chile en aviones militares. Las FFAA hacen muy buena “diplomacia” con eso, que termina convirtiendo a los conductores políticos/civiles en voceros de ellos”, retuiteó en abril del año pasado.

“La extrema derecha lo logró con voto de Loreto Carvajal (PPD). Nos vamos tranquilos con el trabajo realizado en la presidencia: abrir el debate y empezar a construir FFAA al servicio del pueblo. En eso no daremos un paso atrás. Un orgullo estar en el equipo de @jorbritoh”, escribió Erick Layana en su cuenta de Twitter en julio de 2020.

El asesor de RD también ha sido crítico de las pensiones para los uniformados.

«En 2018, el Estado chileno destinó US$2.434 millones para pagar Jubilaciones, Pensiones y Montepíos en CAPREDENA y DIPRECA, cubriendo a 174 mil pensionados. Mientras que a 1,5 millones de pensionados del Pilar Solidario, destinó solo US$2 mil millones. https://bit.ly/37XLNvj”, puso como RT en su cuenta de Twitter.

Paradójicamente, en su función actual le corresponde recibir a muchos ex uniformados que reclaman por demoras en la tramitación de sus pensiones.

Como José Concha Agurto, quien le solicitó audiencia “con la finalidad de saber los motivos de la demora en la tramitación de mi resolución de reliquidación de pensión”.

La misma situación le presentó Álvaro Chamorro, quien reclama llevar 18 meses en trámites para recibir su pensión, generando graves perjuicios personales por no recibir remuneración.

El asesor de Defensa, además, es una activo defensor de la causa palestina, y celebró la decisión de Boric de no recibir al embajador israelí.

Jefe de Unidad de Educación Militar trabajó en Segpres en capacitación para dirigentes sociales. En la Unidad de Educación Militar, el subsecretario nombró al profesor Ernesto Nicolás Uribe Cifuentes, quien trabajó con el exministro comunista en Desarrollo Social, Marcos Barraza.

En 2018, en el gobierno de Bachelet, trabajó en la Segpres en el «desarrollo de contenidos para módulos de capacitación a dirigentes sociales».

En 2013 escribió el artículo «El pensamiento y la praxis polítia de Jaime Guzmán durante el gobierno de la Unidad Popular».

«La violencia política es una constante en los argumentos de Guzmán, como excusa argumentativa para disparar en contra de la Unidad Popular y el MIR. Y si por una u otra parte existe violencia política en Chile, bajo su óptica, de un lado hacia otro, esta es culpa del avance y desarrollo de las ideas marxistas dentro del territorio nacional», escribió Uribe.

Ex ministros de Defensa: “La educación y los procesos de formación no pueden tener ningún tipo de orientación política o ideológica”Con el título “Preocupante actuación de la Subsecretaría para las FF. AA.”, los ex ministros de Defensa Nacional, Baldo Prokurica, Mario Desbordes y Jaime Ravinet publicaron ayer una columna en El Mercurio.

«Es importante recalcar que dichos planes y programas son altamente técnicos, y de largo plazo, por lo que no es aconsejable que cada gobierno que asuma los intervenga cada cuatro años», señalaron las exautoridades.

“Con toda razón, existe preocupación derivada de lo que ha sido el actuar del subsecretario y sus asesores directos, tanto en su rol actual como en sus desempeños como vicerrector, directores y ejecutivos de la Universidad Arcis, donde se produjeron hechos gravísimos por todos conocidos, que terminaron con su quiebra, además de un profundo daño en la calidad educativa de sus estudiantes», sostienen.

Por ello, «surgen, por tanto, varias preguntas que requieren una respuesta de las autoridades de Defensa: ¿por qué se solicita ese inédito detalle de información?; ¿qué experiencia y especialización en las FF.AA. y la Defensa del país tienen los asesores a cargo de la Educación Militar?; ¿qué garantías de mejoras en la calidad de las escuelas matrices pueden entregar dichos asesores?».

A juicio de ellos, «es importante recordar que las FF.AA. han sido claves en la configuración del territorio nacional, y con ello, de la cultura y nación chilena durante los 212 años de historia republicana. Ese rol ha sido sobre la base de ser, en su esencia y mandato constitucional, apolíticas y no deliberantes».

«Por tanto, la educación y los procesos de formación no pueden tener ningún tipo de orientación política o ideológica hacia ningún sector. Es el Gobierno el primer responsable en mantener la esencia apolítica, democrática y no deliberante de las FF.AA.», concluyeron los exministros.

Un aporte del Director de la Revista UNOFAR, Antonio Varas Clavel

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de Oficiales en retiro de la Defensa Nacional

Seguridad y defensa

PREOCUPANTE ACTUACIÓN DE LA SUBSECRETARÍA PARA LAS FF. AA.

PREOCUPANTE ACTUACIÓN DE LA SUBSECRETARÍA PARA LAS FF. AA.

Baldo Prokurica, Mario Desborde, Jaime Ravinet, Exministros de Defensa Nacional

El Mercurio, Columnistas, 12/10/2022

Las últimas medidas adoptadas por la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas respecto de la educación han generado inquietud en distintos sectores.

Ello, no porque necesariamente se haya transgredido la ley, sino porque tanto el Programa de Gobierno del Presidente Boric como los mensajes y el actuar del subsecretario para las FF.AA. evidencian un interés de interferir en profundidad a través de sus distintas acciones.

La primera de ellas, apenas asumido, fue pedir la renuncia a más de 70 funcionarios de carrera del Ministerio de Defensa Nacional, e introducir una larga lista de asesores, en su mayoría militantes del Partido Comunista y sin experiencia o conocimiento del sector.

A ello se suma lo ocurrido en la Subsecretaría de Defensa con el director de la Anepe (Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos), general (r) Jorge Robles, quien fuera obligado a renunciar producto de las presiones, a pesar de que había llegado al cargo a través de la Alta Dirección Pública.

La reciente solicitud del subsecretario Galo Eidelstein, mediante decreto, hecha a las tres ramas de las Fuerzas Armadas, pidiendo formalmente el listado de profesores, sus currículums, los planes de estudio y las bibliografías de las instituciones formativas, si bien podría no ser ilegal, no deja de causar preocupación, porque podrían ser los primeros pasos de un proceso de adoctrinamiento e ideologización de la carrera militar, como se ha visto en otros países de tendencia política similar a la del subsecretario y sus asesores.

Tres firmantes “…la educación y los procesos de formación no pueden tener ningún tipo de orientación política o ideológica hacia ningún sector. Es el Gobierno el primer responsable en mantener la esencia apolítica, democrática y no deliberante de las FF.AA….”.

La legislación vigente señala que las FF. AA. tienen potestad de establecer los planes de estudio de acuerdo a la Ley Orgánica que las rige.

Al mismo tiempo, la Ley 20.370, en su artículo 52, reconoce a las distintas instituciones de educación de las FF. AA. junto a las universidades e institutos de formación técnica, entre otros, como instituciones de educación superior. Con lo que puede advertirse que las escuelas matrices gozan de autonomía académica, en virtud de la cual pueden establecer una malla curricular.
Además, es importante recalcar que dichos planes y programas son altamente técnicos, y de largo plazo, por lo que no es aconsejable que cada gobierno que asuma los intervenga cada cuatro años.

Dado lo anterior, y con toda razón, existe preocupación derivada de lo que ha sido el actuar del subsecretario y sus asesores directos, tanto en su rol actual como en sus desempeños como vicerrector, directores y ejecutivos de la Universidad Arcis, donde se produjeron hechos gravísimos por todos conocidos, que terminaron con su quiebra, además de un profundo daño en la calidad educativa de sus estudiantes.

Surgen, por tanto, varias preguntas que requieren una respuesta de las autoridades de Defensa: ¿por qué se solicita ese inédito detalle de información?; ¿qué experiencia y especialización en las FF. AA. y la Defensa del país tienen los asesores a cargo de la Educación Militar?; ¿qué garantías de mejoras en la calidad de las escuelas matrices pueden entregar dichos asesores?

Es importante recordar que las FF. AA. han sido claves en la configuración del territorio nacional, y con ello, de la cultura y nación chilena durante los 212 años de historia republicana. Ese rol ha sido sobre la base de ser, en su esencia y mandato constitucional, apolíticas y no deliberantes.

Por tanto, la educación y los procesos de formación no pueden tener ningún tipo de orientación política o ideológica hacia ningún sector. Es el Gobierno el primer responsable en mantener la esencia apolítica, democrática y no deliberante de las FF. AA.

Un aporte del Director de la Revista UNOFAR, Antonio Varas Clavel

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de Oficiales en retiro de la Defensa Nacional

Seguridad y defensa

¿POR QUÉ IMPORTA EL CASO DEL SUBSECRETARIO EIDELSTEIN?

¿POR QUÉ IMPORTA EL CASO DEL SUBSECRETARIO EIDELSTEIN?

Richard Kouyoumdjian Inglis 

El Mostrador, 12/10/2022

Recientemente hay muchos que han quedado preocupados por informaciones de que el señor Galo Eidelstein (PC), subsecretario para las Fuerzas Armadas, estaría buscando revisar los programas de estudio de las instituciones de la Defensa Nacional más allá de lo que se refiere a los temas específicos de género y de derechos humanos, los cuales están incorporados como algo mandatorio en varios de los programas del Gobierno del Presidente Boric.

Si lo anterior es así como se indica, quizás sea conveniente que los que tienen la responsabilidad de fiscalizar el trabajo del Ejecutivo y sus ministerios dependientes –el Congreso y la Contraloría General de la República– revisen que ello se ajuste a derecho y sea parte de las atribuciones del subsecretario Eidelstein.

Si el objetivo es solo informarse de lo que hacen, no veo cuál es el problema, pero si hay algo más detrás de esto, como muchos sospechan que lo puede haber, ya que está enviando observadores a algunos de los cursos que se realizan, entonces la alarma pública no es tan exagerada y están bien las reacciones que hemos visto en distintos medios de prensa, que incluyen la exigencia de anular lo solicitado a los institutos armados, incluyendo la asistencia de sus “Comisarios u Observadores Políticos”.

El problema es que el PC, partido al que pertenece el subsecretario en cuestión, tiene una larga historia en lo que se refiere a buscar anular o eliminar a las Fuerzas Armadas chilenas, ya que las ven como un elemento que les impide el libre acceso al poder político en la forma en que ellos lo entienden, y es por eso que, toda acción que se vea como destinada a ello, es rechazada por muchos compatriotas que no comulgan con las ideas del PC o de organizaciones con propuestas políticas similares.

No solo debemos tener cuidado con los usos que les damos a las Fuerzas Armadas, particularmente fuera de sus ámbitos tradicionales, sino más aun, debemos tener cuidado con dar facilidades para que se hagan de ellas para fines distintos a sus propósitos primarios o las busquen neutralizar por la vía de modificar sus programas de estudios, permitiendo ello el libre acceso al poder político de quienes no entienden la democracia en la misma forma que la gran mayoría de los chilenos, y que requieren del uso de la fuerza para sus fines o, bien, de su anulación para tener camino libre.

Las Fuerzas Armadas tienen junto a las policías el monopolio del uso de la fuerza del Estado, y eso por ello que se debe tener especial cuidado de que no sean capturadas por partidos u organizaciones políticas que las quieran usar para sus propios fines.

Para minimizar la probabilidad de que ello ocurra, es que es necesario que los aspectos fundamentales de las instituciones de la Defensa sean de rango constitucional, y que los detalles no vayan en leyes o decretos de categorías menores, o dentro de las facultades administrativas de un subsecretario.

La correcta supervisión del Congreso y del organismo Contralor ayuda a que las cosas no se salgan de su correcto cauce.

Adicionalmente, no ayuda el que los últimos gobiernos, sean de diestra o siniestra, hayan utilizado a las Fuerzas Armadas tan intensivamente para claros propósitos políticos que no son los principales a los que se deben dedicar, al punto que se hace difícil ver que gobiernos como el de Boric se puedan sostener en el poder hasta completar su periodo constitucional de 4 años, sin los institutos armados realizando labores de seguridad interior en zonas que están bajo Estados de Excepción Constitucional que se dan por la acción de insurgentes y delincuentes que se aprovechan del desmadre o, bien, apoyando a las policías en el resguardo de nuestras fronteras que están bajo un alto grado de estrés.

En ese mismo sentido, tan necesarias les resultan a los políticos, que ahora insisten nuevamente en un proyecto de resguardo de infraestructura crítica, que obviamente sea realizado por militares, marinos y aviadores, el cual vuelve a alejar a las instituciones de sus roles primarios, pero con el agravante de que rebaja las exigencias de supervisión del Congreso al correcto uso que se les debe dar, más aún cuando es para fines de seguridad interior.

En conclusión, no solo debemos tener cuidado con los usos que les damos a las Fuerzas Armadas, particularmente fuera de sus ámbitos tradicionales, sino más aun, debemos tener cuidado con dar facilidades para que se hagan de ellas para fines distintos a sus propósitos primarios o las busquen neutralizar por la vía de modificar sus programas de estudios, permitiendo ello el libre acceso al poder político de quienes no entienden la democracia en la misma forma que la gran mayoría de los chilenos, y que requieren del uso de la fuerza para sus fines o, bien, de su anulación para tener camino libre.

Un aporte del Director de la Revista UNOFAR, Antonio Varas Clavel

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de Oficiales en retiro de la Defensa Nacional

Seguridad y defensa

EDUCACIÓN MILITAR: EL NUEVO FRENTE QUE COMPLICA LA RELACIÓN GOBIERNO – FF. AA.

EDUCACIÓN MILITAR: EL NUEVO FRENTE QUE COMPLICA LA RELACIÓN GOBIERNO – FF. AA.

Matías Bakit y Juan Pablo Guzmán

El Mercurio, Reportajes, 09/10/2022

“Pasamos de estado de emergencia a estado de shock”. Así recuerda un integrante de las Fuerzas Armadas la sensación que hubo, tanto entre los funcionarios activos como entre los retirados, cuando se supo, el 1 de febrero de este año, que el nuevo subsecretario de FF. AA. sería el ingeniero académico y profesor comunista Galo Eidelstein.

Conocido por ser exvicerector de Finanzas de la Universidad Arcis en el período de la crisis económica del establecimiento, tenía un conocimiento previo del área defensa, pues fue el primer militante comunista en cursar el Magíster de Seguridad y Defensa en la Anepe, entre 2000 y 2002, donde se graduó con calificación máxima, con la tesis “Estrategia total, una visión crítica”.

Congregaba una mezcla de ideologías e interés en el área que en las fuerzas armadas veían con temor. No pocos auguraban que tendría ganas de “hacer cambios”.

Según altas fuentes consultadas por Reportajes, estos temores se vieron refrendados desde los primeros días del nuevo gobierno, cuando en las reuniones de saludo y presentación, centró sus preguntas a los comandantes en jefes en la educación, un ámbito especialmente sensible para el mundo militar.

Luego, la confianza disminuyó aún más cuando se supo de la salida de 72 funcionarios de la subsecretaría, que fueron reemplazados solo por civiles. Entre ellos, según constató “El Líbero” en mayo pasado, 10 militantes del PC.

Pero lo que hizo que todas las alertas saltaran ocurrió en julio y septiembre, meses en los que el subsecretario firmó dos documentos que, de acuerdo con fuentes relacionadas con el mundo militar, apuntarían a lograr una mayor influencia en el llamado “corazón” de la carrera castrense: precisamente, la educación.

Es un tema que inquieta a muchos, incluidos los comandantes en jefe.

La resolución de la polémica. Era casi agosto de este año cunado los comandantes en jefe de las tres ramas de las fuerzas armadas se enteraron de un resolución exenta, emitida el 20 de julio por el subsecretario Eidelstein, en la que se modificaba el funcionamiento de la Unidad de Educación Militar, dependiente de la cartera.

Un departamento que, según consta en sus objetivos específicos -mencionados en el documento- busca, entre otras cosas, “proponer al subsecretario para las Fuerzas Armadas directrices educativas para las instituciones de educación de las Fuerzas Armadas”; “Realizar estudios en materias de educación militar, que contribuyan a la toma de decisiones y generación de directrices” y “apoyar el desarrollo de la Política Militar en lo que respecta a la Política de Educación Militar”.

No es todo.

En septiembre, se prendieron las alarmas entre los comandantes en jefe. Había llegado una solicitud, desde la Subsecretaría de Fuerzas Armadas, para pedir que le enviaran el listado de profesores, los planes de estudio y la bibliografía de las instituciones educativas de las ramas, al nuevo encargado comunista de la Unidad de Educación Militar. Algo que muchos desde este mundo, ven como un primer paso del gobierno para aumentar su influencia en los organismos castrenses.

Pocos meses después, como complemento a esa resolución, llegaría otra que generó aún más preocupación en las FF. AA.: una solicitud formal de información a cada institución.

La subsecretaría pedía el listado de profesores de las escuelas matrices, junto a sus currículums y situación contractual; los planes de estudio de cada asignatura que se imparte en las escuelas de oficiales y suboficiales y la bibliografía existente en las bibliotecas de estas.

Para nadie pasó inadvertido que se especificaba que los documentos se le debían entregar directamente, vía digital a otro militante comunista, el nuevo encargado de la Unidad de Educación Militar, Ernesto Uribe Cifuentes, profesor, con títulos en la USACH y la Universidad de Playa Ancha, y que trabajó entre 2015 y 2018 en el ministerio de Desarrollo Social dirigido por Marcos Barraza, exconvencional y también destacado dirigente del PC.

Tras esto, en las fuerzas armadas hubo reuniones. Y consultas. Incluso, ante la preocupación “totalmente compartida” de los comandantes en jefe. Se le hizo saber al “poder político” de la molestia e inquietud.

En concreto, según un entendido en el tema, se teme que en la resolución haya un intento de “integrar contenido político e ideológico” a las mallas, con el objetivo de tener “mas control sobre la formación, a largo plazo.

Si bien esta intención es negada por el subsecretario Eidelstein, lo cierto la confianza no abunda entre Apruebo Dignidad y las fuerzas armadas. Algo que en este último mundo refrendan al recordar lo que dice el programa e gobierno del presidente Boric al respecto. “Los proyectos educativos institucionales y sus respectivos planes curriculares deben ser autorizados por el ministerio de Defensa en consulta con el ministerio de Educación y deberá incorporar una perspectiva de género y de DD. HH. dando base a un perfil de egreso básico y común”.

Igualmente, otro punto que genera interrogantes es que la citada unidad existe desde 2017, creada en la segunda administración de Michelle Bachelet. Algo que hace preguntarse a algunos ¿Por qué la modifican ahora?

Unidad ¿Técnica o política. “Cuando me nombraron subsecretaria, yo di impulso a esta unidad dependiente de mi gabinete, para revisar políticas institucionales, fundamentalmente el tema de los Derechos Humanos”, recuerda la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, quién en 2027, cuando era subsecretaria, fue la encargada de crear la unidad de Educación militar. Agrega que las organizaciones educativas castrenses “no tenían políticas educativas en DD. HH. Ni género. Por eso, hicimos el trabajo de levantar toda la información, de trabajar con las divisiones de educación y modificar los planes de estdio”.

Fuentes conocedoras del funcionamiento de los departamentos educacionales del mundo militar cuentan que en aquella época la intención ya generó algo de “molestia”. Sin embargo, en ese momento, la buena relación entre el gobierno y los militares logró moderarla.

Más aún, muchos especialistas en el tema recuerdan que el departamento en cuestión “solo tenía competencias técnicas”, o de “coordinación entre las Fuerzas Armadas, Defensa y otros ministerios”. Algo que se mantuvo e incluso se moderó aún más, en la administración Piñera.

Es precisamente por eso que hoy “llama la atención e inquieta” que haya una intención de modificar su funcionamiento. “¿Por qué cambiar lo que funciona bien?”, se pregunta un oficial en retiro.

Otra fuente especifica que “el gobierno puede tener un rol coordinador, sugerir, conversar sobre nuestra educación, pero no ordenar. Esto debido a la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas, que dice específicamente, en su artículo 18, que la formación y perfeccionamiento del personal de planta de las Fuerzas Armadas será impartida por las propias instituciones de acuerdo con sus propios planes y programas de estudio”.

Sin embargo, otros advierten que “esto podría ser el primer paso” para cumplir otra de las promesas de gobierno. Precisamente, modificar la citada Ley Orgánica.

Es algo que en el mundo político también preocupa.

Para el diputado integrante de la comisión de Defensa Miguel Becker, “el trabajo que implica la elaboración de la educación militar responde a un nivel muy técnico y altamente especializado. ¿Con qué conocimiento y finalidad quieren revisarlo”?

En esta línea, el presidente de la misma comisión, Andrés Jouannet, ve la situación con cautela. “Esto de meterse en los cambios curriculares de las FF. AA. no contribuye, dado el problema de gobernabilidad que tenemos”. En contraste, su par en el Senado Francisco Huenchumilla no ve problema alguno. “La educación tiene que estar actualizándose conforme al mundo que cambia, y se han producido en el mundo muchos cambios, por lo cual es necesario contar con fuerzas armadas moderna”, expresa.

Mientras, el exministro de Defensa Jorge Burgos opina que “si bien no tengo elementos para decir que se quiere ideologizar a las FF. AA., siempre hay que estar atentos, porque son una institución que requiere de mucho cuidado en su funcionamiento para que no se vean afectadas por doctrinas ultraizquierdistas o ultraderechistas”.

Es este último el tema que mas preocupa al mundo militar. Y si bien el subsecretario Eidelstein ha intentado generar lazos y desmentir posibles “intenciones ideológicas”, la desconfianza esta sembrada. Y el frente de conflicto, totalmente desarrollado.

Un aporte del Director de la Revista UNOFAR, Antonio Varas Clavel

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de Oficiales en retiro de la Defensa Nacional

Seguridad y defensa

COMPETENCIA NACIONAL DE TANQUES

COMPETENCIA NACIONAL DE TANQUES

Comando de Operaciones Terrestres, Ejército de Chile, 05/10/2022

Luego de tres exigentes jornadas, la tripulación representante de la 2da Brigada Acorazada “Cazadores”, obtuvo el primer lugar de la competencia nacional de tanques 2022, que se llevó a cabo en Antofagasta y que midió las habilidades táctico técnicas de seis tripulaciones de Leopard 2A4, pertenecientes a unidades blindadas del país .

Los flamantes ganadores; puntearon el mayor registro en la sumativa de las pruebas, donde el trabajo en equipo; la precisión; los conocimientos, el manejo del material, la adrenalina y el gran despliegue físico; marcaron la tónica de este singular y exigente certamen institucional.

Junto con felicitar a la tripulación ganadora y a todos los efectivos que participaron de la competencia; el Comandante en Jefe del Ejército de Chile, destacó el nivel de los competidores y el estándar operativo de la 3era Brigada Acorazada “La Concepción”, unidad que organizó y materializó, en su zona jurisdiccional, el evento.

Un aporte del Director de la Revista UNOFAR, Antonio Varas Clavel

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de Oficiales en retiro de la Defensa Nacional