Columna de Opinión, News

Chile recupérate. René Norambuena Veliz

 

                        Chile recupérate

No puedo entender que haya chilenos que estén sin opinión, en silencio, aparentemente conformes o supuestamente tranquilos por cómo está el país. Dejemos por única vez de lado, las eternas ideologías y posiciones extremas.

La delincuencia se está desarrollando a una velocidad increíble a tal punto que ya no pareciera noticia un asesinato, un secuestro o sumar las cantidades de muertos o asaltos mensuales.

El incendio de la V Región se parecía a los incendios coordinados de las estaciones del metro de hace más de cuatro años, algo abiertamente intencional, pero como siempre los sospechosos o supuestos autores finalmente terminan libres por algo sencillo de fallar, falta de pruebas.

Si todos los actores políticos y judiciales tuvieran como primera prioridad la urgencia de recuperar la tranquilidad de este país buscando una forma drástica de frenar la explosiva inmigración, cambiar con urgencia la permisiva Ley Penal y buscar penas drásticas a la delincuencia y narcotráfico, creo que millones de personas saldríamos a las calles a agradecer a quienes lograran este milagro.

René Norambuena Veliz

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de  Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional.

Ver todos los Artículos

Columna de Opinión, News

LO QUE SE JUEGA AYSÉN ESTE 29 DE FEBRERO. Loreto Seguel, Directora Ejecutiva Consejo del Salmón

 

                                                           LO QUE SE JUEGA AYSÉN ESTE 29 DE FEBRERO

Loreto Seguel, Directora Ejecutiva Consejo del Salmón

El Mercurio, Columnistas, 21/02/2024

“…¿es justo otorgar 600 mil hectáreas de mar a un reducido grupo de 38 personas? ¿Alguien le ha tomado realmente el peso a este requerimiento? ¿Es responsable entregar un espacio chileno soberano sin conocer en detalle el destino de uso ni la gobernanza que tendrá?…”.

El padre Antonio Ronchi fue un abnegado sacerdote misionero italiano que desplegó su trabajo y vocación en la Región de Aysén, con especial compromiso en el desarrollo de la zona favoreciendo a la pesca artesanal.

Le conmovía profundamente la pobreza que observaba a su alrededor y era usual verlo de poncho mientras enseñaba a los pescadores cómo construir una lancha o hacer un muelle. Siempre pensó en el bien común.

Por el momento, su legado sigue vivo y sus esfuerzos no fueron en vano. Uno de los principales espacios de la sede del Gobierno Regional de Aysén lleva su nombre como homenaje. “Salón Padre Antonio Ronchi” se lee a la entrada de un sitio que se ha tornado emblemático por estos días.

Será precisamente en ese lugar que honra su memoria donde el próximo jueves 29 de febrero, durante la tarde, se votará una solicitud que pone en jaque el potencial económico, la soberanía y el bienestar de las familias de la Región de Aysén que tanto han luchado por tener un futuro sostenible para sus seres queridos.

Ese día se desarrollará en la Comisión Regional de Uso de Borde Costero una definición que marcará un antes y un después en el desarrollo de la macrozona sur. Dos solicitudes de Espacios Costeros Marinos de Pueblos Originarios, los famosos ECMPO, tienen a los habitantes de Aysén en alerta máxima, movilizándose y alzando la voz para que una ley con una serie de falencias, la Ley Lafkenche, no les arrebate sus sueños y el de sus futuras generaciones.

Esta normativa, cuyo espíritu original es bueno, tiene vacíos legales, ha generado malas prácticas y, con ello, ha permitido un uso abusivo por parte de algunos que la han invocado.

Hoy gran parte de isla Huichas y Cisnes está siendo objeto de todo aquello. En tiempos donde la transparencia es imposible de soslayar a la hora de generar confianzas, sería un buen ejercicio de probidad visibilizar, para todos los chilenos, de qué manera Conadi realiza sus informes para validar estas solicitudes.

La falta de claridad e información en estos procesos hace inevitable que surjan infinitas preguntas: ¿Es justo otorgar 600 mil hectáreas de mar a un reducido grupo de 38 personas? ¿Alguien le ha tomado realmente el peso a este requerimiento? ¿Es responsable entregar un espacio chileno soberano sin conocer en detalle el destino de uso ni la gobernanza que tendrá? ¿Cuál es la evidencia empírica que avala el uso consuetudinario?

Es en momentos como este cuando los habitantes de Aysén tienen el deber de defender sus intereses regionales con todas sus fuerzas y con la férrea convicción de que el bien común y colectivo debe primar por sobre los beneficios particulares que hipotecan el desarrollo futuro. Sentimos el mayor respeto por la comunidad indígena.

De hecho, Lafkenche en mapudungun significa “gente del mar”. ¿Acaso los pescadores artesanales no son “gente del mar”? ¿Por qué sería aceptable poner en riesgo su fuente laboral? ¿Tendrán que renunciar a trabajar en lo que han hecho durante toda su vida? ¿Ellos tienen menos derechos que quienes forman parte de los pueblos originarios? ¿Acaso los trabajadores acuícolas no son gente de mar? ¿Acaso los tripulantes de naves mercantes no son gente de mar? ¿Acaso tantos otros cuya actividad está vinculada al mar tampoco son gente de mar?

No parece razonable aprobar esta solicitud, especialmente por la magnitud que tiene, la compleja jurisprudencia que establece y el conflicto que podría generar entre las comunidades y el entramado social de toda la región.

Su impacto podría ser muy negativo e improvisar con el futuro de todas las familias que de una u otra manera viven del mar en la zona. No es justo, ni prudente, ni aceptable.

Un aporte del Director de la revista UNOFAR, Antonio Varas Clavel

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de  Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional.

Ver todos los Artículos

Columna de Opinión, News

DISPUTAS ENTRE EL PS Y EL PC. Gonzalo Rojas Sánchez

                             DISPUTAS ENTRE EL PS Y EL PC

                         Gonzalo Rojas Sánchez

El Mercurio, Columnistas, 21/02/2024

“Fuera del poder, el PC siempre busca la alianza con los socialistas, para después, en el poder, establecer su afán hegemónico… a costa de quien sea”.

Asistimos con interés a un round más de las viejas disputas entre socialistas y comunistas.

Son tantos y tan variados los desencuentros entre ambas colectividades —desde el final de la Segunda Guerra Mundial a la fecha— que en nada sorprende que los últimos días los socialistas quieran desbancar a una comunista de su feudo municipal, que una ministra del PC reemplace intempestivamente a una del PS en las tareas de enlace de una reconstrucción aún ficticia, en fin, que el PC arremeta contra el Presidente Boric y el PS salga a defenderlo.

Esto comenzó a pasar por allá por marzo de 1946, cuando distinguidos miembros del PS —del grupo de Rosetti y B. Ibáñez— se incorporaron al gobierno Duhalde, ante el estupor comunista que esperaba, dijeron, solidaridad socialista contra el Ejecutivo, ante la reciente masacre del 28 de enero en plaza Bulnes. Aquellos socialistas pasaron a ser, en lenguaje comunista, “reaccionarios fascistas y renegados”.

Pero la tortilla se dio vuelta rápido, con la incorporación de tres ministros comunistas al primer gabinete González Videla, entre noviembre de 1946 y abril de 1947. ¡Y con qué entusiasmo el PC le pasó la cuenta al PS! Se calculan en cientos los funcionarios socialistas exonerados y en, al menos, once los obreros socialistas asesinados por comunistas.

Por eso, algunos socialistas aprovecharon una nueva vuelta de la tortilla —el PC desbancado por Gabito— para votar en 1948 a favor del proyecto de Ley de Defensa Permanente de la Democracia.

La “Ley maldita” fue posible con los votos de algunos “malditos socialistas”. El PS se rompió y esa división se expresó cuatro años después, en que Allende contó, para su primera candidatura, con los comunistas clandestinos y solo con una facción socialista. La otra apoyó a Carlos Ibáñez y se incorporó a su gobierno.

Recompuestas las relaciones por la alianza electoral de 1958, las tensiones volvieron a aflorar desde 1961, cuando el PC, por intermedio de Corvalán, hizo explícita su adhesión a la “vía pacífica”, mientras que los socialistas manifestaban su decidida inclinación a la vía armada, lo que se concretó en los congresos de Linares (1965) y Chillán (1967).

Los intercambios epistolares entre el mismo Corvalán y los socialistas Ampuero y Rodríguez dejaron en claro qué diferentes eran, en ese momento, las percepciones comunistas y socialistas sobre el uso de la violencia.

Por supuesto, esa situación se hizo extrema durante la Unidad Popular cuando el PS, bajo control de Altamirano y los elenos, llevó a fondo su postura insurreccional, ante el estupor comunista que, leyendo correctamente la correlación de fuerzas, entendía que, en ese escenario, el proyecto unipopulista estaba condenado al fracaso.

Desde mediados de los 80, una fracción socialista, la de Almeyda, hizo causa común con los comunistas en el MDP; la otra se integró en la Concertación para el plebiscito del 88 y, desde esa plataforma, consintió durante años en la exclusión parlamentaria del PC hasta que, por un mecanismo de omisión, permitió la llegada de comunistas a la Cámara de Diputados. Nada de amistades tan fáciles.

Después vino la Nueva Mayoría con Bachelet II, y todos, socialistas y comunistas, vivieron juntos y felices. Pero, de nuevo, hubo aguas separadas en la elección de Boric y, ahora, integradas ambas colectividades en el gobierno… ya se sabe cómo están las cosas.

Todo esto, toda esta larga historia de rivalidades y discriminaciones, ¿por qué? La razón es muy sencilla. Fuera del poder, el PC siempre busca la alianza con los socialistas, para después, en el poder, establecer su afán hegemónico… a costa de quien sea.

Hace tiempo que el PS conoce la fórmula.

Un aporte del Director de la revista UNOFAR, Antonio Varas Clavel

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de  Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional.

Ver todos los Artículos

Columna de Opinión, News

A TODA COSTA. Humberto Julio Reyes

 

                                  A TODA COSTA

                                                                                                               Humberto Julio Reyes

         Cuando pensaba que no había algo que valiera la pena comentar, leo en la prensa de ayer “Corte de Santiago reabre caso Neruda: no se encuentra agotada la investigación”.

         ¿A alguien medianamente informado puede sorprender esta noticia?

         Desde que, en septiembre del año pasado, la ministra instructora del caso resolvió cerrar el sumario por encontrarse agotada la investigación sin procesados, y los querellantes anunciaron que apelarían, parecía difícil que la Corte de Apelaciones la respaldara y no cediera a la presión mediática constante de un caso donde se busca, a toda costa, igual que en el caso Frei, transformar en mártir y víctima de la dictadura a una persona fallecida por causas naturales.

         Así, la Corte ha resuelto reabrir el sumario y practicar siete diligencias solicitadas por los querellantes, entre las cuales la más curiosa se refiere a un “trabajo de inteligencia” que, de haberse realizado y afectado a otra supuesta víctima de dicho “trabajo”, sería de fecha muy posterior a los hechos en que se basa esta causa, evidenciando la intención, a toda costa, de involucrar a los servicios de inteligencia de la época.

         Habrá advertido el paciente lector que aquí se da la situación inversa al caso Frei, donde el ministro sumariante condenó sin pruebas a un grupo de profesionales, siendo la Corte de Apelaciones la llamada a absolverlos, siendo posteriormente su sentencia respaldada unánimemente por la Corte Suprema.

         En el caso presente, la ministra, fundadamente, confirmó lo que muchos pensamos  desde un inicio: no habría tal asesinato político de un enfermo aquejado de un cáncer avanzado ya que, ¿cuál sería el propósito?

         ¿Acaso Neruda era un activo dirigente opositor al que había que acallar?

         A contrario sensu, la tentación de invocar intencionalidad, tiene innegablemente el propósito de sumar otra víctima y adjudicarla a la dictadura, igual como se pretendió en el caso Frei, transformándola en mártir, con todo lo que ello implica:

Homenajes póstumos, reabrir heridas, mantener las divisiones y reposicionar al Partido Comunista, sin olvidar, naturalmente las inevitables indemnizaciones, donde el Consejo de Defensa del Estado no resulta muy exitoso cuando hay que proteger los recursos fiscales en los tribunales.

A quien desee informarse más en detalle respecto a este último aspecto, le sugiero leer el cuerpo B de El Mercurio del martes 20 del presente mes donde, en artículo titulado “Causas de derechos humanos explican el 24% de los montos demandados contra el Estado”, se nos informa que el año 2023 el CDE recibió 4850 demandas vinculadas a DD.HH.

Habiendo sido testigo de la forma en que los representantes de dicho consejo alegan en las instancias judiciales, haciendo lo que habitualmente se llama un “saludo a la bandera”, me temo que es altamente probable que los querellantes resulten exitosos en perjuicio del Estado chileno, pero, como no existe una partida presupuestaria aprobada por el parlamento para estos efectos, el poder judicial puede girar sin tope con cargo a una imaginaria cuenta corriente sin fondos. De alguna parte, de nuestros impuestos, aparecerá el dinero.

Volviendo al tema de fondo:

         En el caso Frei, la verdad tuvo su hora y se impuso 8:1, en este caso los querellantes van ganando 3:1.

         ¿Se impondrá la verdad en esta ocasión o los querellantes lograrán su propósito “a toca costa”?

22 de feb. de 24

Fuente fotográfia: https://www.novacultura.info/post/2023/07/14/neruda-os-comunistas

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de  Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional.

Ver todos los Artículos

Columna de Opinión, News

Cruz en el Pecho y el Diablo en los Hechos. Cristián Labbé Galilea

 

                                                                        Cruz en el Pecho y el Diablo en los Hechos

Cristián Labbé Galilea

Menos de una semana duró el “veranito republicano” generado después de la trágica muerte del Expresidente Piñera. Apenas conocido el fatal accidente, la espontánea consternación de la ciudadanía generó una situación asombrosa: moros y cristianos, adeptos y detractores, políticos y no políticos… tuvieron elogiosas palabras para quien, por su particular personalidad, no siempre gozó de adhesión y simpatía.

La reacción popular no es difícil de explicar, pues hoy se vive una desazón tremenda: inseguridad, falta de crecimiento, aumento de la cesantía, crisis en salud y educación… de lo cual no se ve una salida fácil con el actual Presidente, y su total incapacidad de gestión.

Imposible no comparar la situación con el gobierno de un expresidente que, a pesar de sus “no pocas sombras”, tuvo una gestión ejemplar… el rescate de los 33 mineros, la reconstrucción del terremoto del 27F, la pandemia del COVID… entre otras cosas…

Frente a esta realidad, el actual gobierno no quiso quedar al margen y montó una campaña comunicacional, y de “actos fúnebres”, con la perversa intención de instalar en la comunidad la idea que todo obedecía al espíritu republicano que inspiraba a la Moneda.

Parafernalia que para nadie resultó sincera; el mismo que sería el verdugo del exmandatario, reconocía en su discurso fúnebre que: “durante el gobierno de Piñera, las querellas… fueron en ocasiones más allá de lo justo y razonable” … Un ‘mea culpa’ que él y sus compañeros de ruta, sabían falsa y embustera.

Los sectores de oposición, con algo más de honestidad, siguieron con “generoso” recogimiento unos rituales fúnebres escoltados con la dignidad, la sobriedad y el respeto de las Fuerzas Armadas, a pesar de haber sido traicionadas en más de una oportunidad por el extinto mandatario.

Vivimos un duelo “respetuoso pero curioso”; había que potenciar una suerte de paz cívica y de amistad ciudadana, situación obviamente efímera.

La oposición, a raíz de lo expresado por el Presidente, pidió el retiro de las querellas contra el expresidente por su responsabilidad en los hechos de violencia generados por el octubrismo… La respuesta no se dejó esperar: el gobierno se hizo el leso mientras el P.C, el F.A. y toda la izquierda radical negaban toda posibilidad de que ello ocurriera.

A la luz de lo visto, esta pluma se pregunta: ¿Cómo es posible que la Oposición se concentre en pedir que se retiren las querellas a Piñera, las que han quedado sobreseídas por fallecimiento del inculpado y, sin embargo, olviden las querellas que pesan sobre Carabineros que, cumpliendo las órdenes del extinto presidente, fueron quienes salvaron la democracia, defendieron la República y evitaron que cayera el gobierno?

Nada ha cambiado… La oposición, sin ninguna visión estratégica, busca aprovechar las circunstancias para sacar dividendos electorales y se olvida de quienes evitaron el colapso de las instituciones republicanas; por su parte, el gobierno con la hipocresía de siempre… se puso la cruz en el pecho para seguir al diablo en el hecho.

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de  Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional.

Ver todos los Artículos

Columna de Opinión, News

Reconocimiento en Fuerza y Ecologistas. Jorge Villarroel Carmona

 

                                                     Reconocimiento en Fuerza y Ecologistas

Señor Director:

En el ámbito militar antes de una batalla es importante realizar un reconocimiento en fuerza: “es un tipo de operación militar que sirve para averiguar la disposición de fuerzas del enemigo y ponerlas a prueba”, esto permitirá: constatar las vulnerabilidades del dispositivo adversario, analizar las fuerzas de reacción, su respuesta y el grado de desmoralización de la tropa.
En este análisis sintetizado, si lo aplicamos a lo que ocurrió con el mega incendio en Viña del Mar, Quilpué, Limache, podríamos deducir que el adversario (porque lo son) pudo constatar por cierto que existe una gran vulnerabilidad y que la capacidad de respuesta es nula, no hay inteligencia para detectar previamente los movimientos y sin duda, podríamos concluir que estos enemigos están planificando algo mayor, por eso, actuaron.
¿Algo mayor? Ahora, podrían perfectamente hacer un anillo en una ciudad y provocar un incendio de proporciones y las autoridades ineficientes se limitarán a lamentar.
Los detenidos en el caso de la V Región fueron dejados en libertad por falta de prueba y ni siquiera a alguien se le ocurrió someterlos a un test de polígrafo para detectar si los detenidos realmente participaron o no y con ello aumentar el contenido de la investigación para así descubrir a quienes macabramente planificaron este genocidio y transformar los datos en inteligencia, y asegurar que esto nunca más vuelva a ocurrir.
Fueron más de 150 compatriotas los que murieron quemados y más de 3000 las familias que resultaron damnificadas que quedaron sin viviendas, esto fue: una matanza tan cruel como aquellas que cometieron los nazis contra la población judía y también los sovieticos contra su poblacion que pensaba distinto, por ello, no hay que bajar el perfil, estamos hablando de muchas vidas y lamentablemente solamente se escucha: “que se perseguirá a quienes resulten responsables”, mientras tanto, siguen ingresando delincuentes entre otros inmigrantes ilegales por la frontera norte, y los chilenos permanecemos abarrotados en nuestra casas. Entonces la pregunta es: ¿hay responsabilidad del Estado de Chile?

JORGE VILLARROEL CARMONA

𝗘𝗖𝗢𝗟𝗢𝗚𝗜𝗦𝗧𝗔𝗦

Señor Director:

Tras los incendios ocurridos estos últimos años y especialmente este año en Valparaíso con resultado de muerte para tantos compatriotas, me llama la atención que los ecologistas, ambientalistas y el movimiento verde que propugnan la defensa de la naturaleza y la preservación del medio ambiente no hayan liderado marchas para reclamar contra los repetitivos incendios forestales y urbanos en período estival.

𝗝𝗢𝗥𝗚𝗘 𝗩𝗜𝗟𝗟𝗔𝗥𝗥𝗢𝗘𝗟 𝗖𝗔𝗥𝗠𝗢𝗡𝗔

 

 

 

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de  Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional.

 

Ver todos los Artículos

Columna de Opinión, News

¿QUÉ TAN PROBABLE?. Humberto Julio Reyes

 

                                        ¿QUÉ TAN PROBABLE?

                                                                                                 Humberto Julio Reyes

         Es la pregunta que tiene que formular quien debe tomar una decisión si pretende reducir el margen de incertidumbre y es la que debe ser contestada en lenguaje probabilístico por quien está para asesorarlo, proporcionándole inteligencia útil.

         Formulo este juicio elemental a raíz de la reciente tragedia que ha enlutado a nuestro sufrido país y empleo este término en el sentido que los griegos le asignaban, algo que escapa a nuestra voluntad y que ocurrirá ineluctablemente.

         Pero ¿era realmente inevitable un incendio de estas proporciones? ¿no pudo prevenirse? ¿o solo era altamente probable que ocurriera?

         Es probable, ruego excusar la redundancia, que al igual que yo, usted apreciado lector, estimara que, dado el historial de incendios veraniegos en esa zona, había que prever su ocurrencia, tomando todas las medidas para evitarlo, a menos que, se piense que efectivamente está fuera de nuestro alcance torcerle la mano al destino o a la voluntad de Dios.

         Igualmente, una vez ocurrido, debían materializarse las previsiones, si es que había algo preparado de antemano, para reaccionar rápida y eficazmente y minimizar el daño a personas e inmuebles.

         Ahora quisiera detenerme en el tema del origen, es decir si fue algo accidental o intencional, dejando fuera la ocurrencia por circunstancias absolutamente naturales, dada su rara ocurrencia, al menos en esta zona.

         Hasta el momento, al parecer, no existirían según el Ministerio Público evidencias de intencionalidad, como habría sido que los peritos identificaran rastros de acelerantes, aunque yo, como simple ciudadano, puedo pensar que hay otras formas de causar un incendio, dadas las condiciones favorables de viento, temperatura y humedad.

         También se liberó detenidos ya que tampoco pudo acreditarse que hubieran iniciado un incendio, salvo el caso del infaltable soldador que ahora no podría salir del país (¿).

         Hasta ahí el enfoque judicial del siniestro, estando los fiscales obligados a presentar pruebas ante un tribunal de garantía, el que, dado el alto estándar requerido por el sistema procesal vigente, registran un bajísimo historial de condenas, pese a la cantidad de incendios que se producen casi en forma rutinaria.

         Está bien que así sea, ya que, finalmente, la justicia debe sentenciar basada en hechos, pruebas y certezas, por mucho que en otros procesos se abuse de las presunciones o se tuerza el sentido de la ley para condenar.

         Ahora el enfoque de inteligencia.

         Usted y yo podríamos pensar que es posible que todo haya sido producto de un maquiavélico plan, como las habituales teorías conspirativas con que especulan algunos medios o las series de televisión, pero, eso no significa que pueda sostenerse razonablemente algún grado de probabilidad.

         ¿Y los diversos videos, testimonios y opiniones que circulan?

         Para eso está la inteligencia, para separar paja del trigo, o ruido de señales, para finalmente, sobre la base de indicaciones y en términos probabilísticos, alertar para prevenir o ayudar a determinar las causas.

         Eso evita los sesgos y prejuicios y hace la diferencia entre el análisis de un profesional y la opinión de una improvisada autoridad que sin mayor experiencia ostenta un cargo y que buscará en sus respuestas excusar su incompetencia o su imprevisión.

12 de feb. de 24

Las opiniones en esta sección, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Unión de  Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional.

Ver todos los Artículos